PERÚ NORTE. SEGUNDA PARTE: TARAPOTO - CAJAMARCA

El norte del Perú, mucho menos frecuentado por viajeros que su homólogo sureño, lo tiene todo también: ciudades con encanto, paisajes de todos los colores y yacimientos arqueológicos únicos. Y consta de lugares asombrosos en todas sus facciones, por lo que es imprescindible visitar sus selvas, sierras y costa. Precisamente, el hecho de ser menos visitado es lo que lo hace más especial, ya que tendrás la ocasión de compartir con los peruanos en un escenario más intacto que el que hay en la zona sur. Qué gentes más hermosas por el Perú.

 

En esta segunda parte se van subiendo metros: se parte del final (o principio) de la selva amazónica, se sigue por la ceja de selva de montañas boscosas y se termina en plenos Andes. El abanico de paisajes es, por tanto, descomunal. Destacan los siguientes lugares:

 

  • Alrededores de Tarapoto

  • Laguna de Pomacochas

  • Catarata de Gocta

  • Cohechán y alrededores

  • Chachapoyas y Kuelap

  • Cajamarca

Tarapoto

La ciudad más poblada del departamento de San Martín no tiene mucho que ofrecer en sí misma… Los alrededores, en cambio, están repletos de lugares hermosos. Esta zona, en plena ceja de selva, alberga cascadas, lagos y vegetación tropical a raudales. Destacan:

 

  • La Laguna Azul (o Laguna del Sauce). Aproximadamente una hora al sur de Tarapoto se encuentra esta hermosa laguna. Es un lugar para contemplar la belleza y relajarse durante una jornada entera (o varias). Puedes dar una vuelta en bote por el lago.

  • Catarata de Ahuashiyacu. Se encuentra a pocos kilómetros de la ciudad, en el Área de Conservación Regional Cordillera Escalera. A su enorme belleza hay que añadir que son de muy fácil acceso (caminata de 20 minutos desde la entrada), lo que convierte la convierte en un sitio bastante turístico.

  • Catarata de Huacamaillo. Preciosa rutilla la que se tiene que caminar para llegar a una cascada igualmente preciosa. La marcha pasa por caminos rodeados de espesa vegetación amazónica y atraviesa un rio en diversas ocasiones. El trayecto dura unas dos o tres horas (ida), pero es muy agradable y te puedes ir bañando en el rio y hacer paradas en los rinconcillos que más te gusten. También puedes bañarte en la catarata, que viene a morir en una poza bastante profunda. A diferencia de Ahuashiyacu, aquí no vienen muchos turistas, sino locales, lo que le da un toque de magia al lugar. Es ideal para pasar una noche con tu carpa.

  • Otras cascadas: Catarata de Carpishuyaco y Catarata de Puyacaquillo.

Laguna Pomacochas

En el departamento de Amazonas, a unas 4 horas de Tarapoto (3 de Moyobamba), descansa esta hermosa laguna, situada a una altura de más de 2250 msnm (el camino desde Tarapoto es bellísimo). Tanto si vienes de la selva como si vienes de los Andes, este será un lugar idílico para ti (clima perfecto) donde recargar pilas. Se pueden dar paseos en bote hablando con los barqueros del muelle.

Gocta

Uno de los lugares más increíbles de Perú. Esta catarata, cercana a la pequeña población de Cocachimba (departamento de Amazonas) fue “descubierta” y abierta al turismo recientemente (2006). Antes, una selva impenetrable impedía el acceso a ella y ni siquiera los locales se acercaban (en parte también por una leyenda negra de una sirena). Ahora, con un caminito precioso ya hecho, cada vez son más los que no quieren perderse esta joyita natural. Ni más ni menos que la quinta caída libre de agua más alta del mundo (540 metros). El paisaje hasta la catarata es brutal de bonito. Si puedes llévate la tienda y acampa porque será mágico.

Cohechán y alrededores

Magnífica zona rural en la montaña poco turística donde convergen la autenticidad nativa, paisajes diferentes del Perú y misteriosos yacimientos. Los servicios de transporte por la zona brillan por su escasez, por lo que uno debe moverse en taxi o a dedo, pero vale la pena desviarse para conocer este rincón tan especial en el departamento de Amazonas. Algunos de los lugares que se deben visitar son estos:

 

  • Valle de Huylla Belén. Un valle de pastos verdes por el que un hermoso riio traza un camino azul en zigzag. Allí viven unas cuantas vacas felices. Perfecto para bañarse y relajarse.

  • Sarcófagos de Karajía. Estas reliquias funerarias de la cultura Chachapoyas se localizan a 2 km a pie del interesante pueblito de Cruzpata, “colgando” de una pared de montaña con vistas a un profundo cañón. Precioso entorno.

  • Caverna de Quiocta. A 11 km de Lamud (se puede llegar en coche) y una corta caminata, estas cavernas profundas albergan, por un lado, varios salones con magníficas estalactitas y estalagmitas y, por otro, cráneos y restos humanos.

Chachapoyas y Kuelap

Chachapoyas es un bonito pueblo de corte colonial con preciosas vistas de la sierra andina (curiosamente es la capital del departamento de Amazonas). Sin embargo, es su localización estratégica con muchas atracciones alrededor para el viajero lo que hace que sea la base principal del turismo de esta parte norte del Perú. Al norte están Cohechán, Gocta y Pomacochas, entre otros (y, más alejadas, las cascadas de Tarapoto); al sur, el principal atractivo es la Fortaleza de Kuelap.

 

Kuelap. Impresionante sitio arqueológico, apogeo de la civilización Chachapoyas. Es enorme (estructura pétrea más grande de Sudamérica), se encuentra muy bien conservada y, lo mejor de todo, recibe pocos turistas. Uno de los tesoros mejor guardados del país. Se encuentran en lo alto de una montaña, a 3000 metros, con vistas de la sierra y los valles inigualables. Para llegar hay dos opciones (ambas saliendo desde Chachapoyas): la fácil, tomando un minibús/combi directo a la entrada pasando por Tingo (te cobran más); la difícil, con un duro trekking montaña arriba desde Tingo (caminata de alrededor de cuatro horas).

Cajamarca

En un valle rodeada de montañas, a una altitud de 2750 msnm, se encuentra la capital del departamento del mismo nombre. Uno de los centros más importantes de la zona andina… Y una de las ciudades más bellas del país. Sin embargo, si hay algo por lo que todo el mundo la conoce es porque allí fue capturado (y asesinado) el último rey inca, Atahualpa, a manos de Francisco Pizarro. Se puede visitar el Cuarto del Rescate, donde Atahualpa pasó los últimos siete meses de su vida. Aparte del bonito centro con un buen puñado de edificios señoriales, hay otros lugares interesantes a visitar cerquita: los Baños del Inca, famoso por las aguas termales donde el Inca acostumbraba bañarse. Aprovecha la visita para acercarte a las cercanas Ventanillas de Otuzco, conjunto de nichos de los antiguos habitantes del lugar.

 

Por cierto, la carretera que une Leymebamba, al sur de Kuelap, con Cajamarca atraviesa unos Andes inolvidables.

Please reload

Copyright © 2017-2018 | Viajeros Perrunos | Aviso legal | Política de privacidad | Cookies