Viajar con perro en Brasil

En Brasil no pasamos muchos días, y fue apenas un viaje fluvial por los ríos Amazonas y Madeira. Pero he aquí las dicas que puedo aportar sobre viajar con perro en esta rítmica nación.

TRAYECTO

Recorrimos desde Guajará-Mirim (en la frontera con Bolivia) hasta la triple frontera amazónica con Colombia y Perú. El primer tramo fue en bus (Guajará-Mirim a Porto Velho); luego el transporte fue fluvial: Porto Velho - Manaus - Tabatinga (triple frontera Brasil, Colombia, Perú).

DURACIÓN

Unos 10 días.

TRANSPORTE

En general es más complicado subir a un perro en un autobús en Brasil que en Bolivia o Perú.

Autobús. En el autobús no nos dijeron nada, pero solo tomamos uno (además en zona rural), así que no es representativo.

Barco. Para los barcos dependió de lo que el capitán o capitana nos dijese. En el primer trayecto (Porto Velho a Manaus) fue sencillo, solamente pidiéndonos la tripulación que la llevase atada. Pero vamos, que fue jauja y Cocaí hizo lo que quiso, ¡pero también porque la gente me la robaba para jugar con ella y darle paseos! Cocaí dormía conmigo en la hamaca. Duró tres días este recorrido.

Los barcos son multiusos: cargamento en el piso de abajo y pasajeros arriba

Cocaí con una menina

¡Buenos días perrunos!

En el segundo tramo la capitana o trabajadora era muy exigente y me obligó a buscar una caja para la perra. Cocaí tuvo que ir en esa caja que encontré por el puerto de Manaus, en una zona específica del barco. Allí, detrás de los baños, yacían Coqui y dos patos de una señora. Fueron seis días de viaje en los que la mayor parte del tiempo los pasamos en ese rincón de los baños, pero hubo excepciones. Los niños, que frecuentemente estaban con nosotros en el rincón de los baños (ya os digo que viajar con perro te acerca a los más pequeños), a la mínima que me despistaba la liberaban y jugaban con ella por todo el barco. Si no fuera porque la capitana me amenazó severamente con echarme del barco les hubiese dejado más libertado a los chavalillos. Por las noches, cuando todos dormían, me llevaba a Cocaí a la cubierta para dar un paseo nocturno bajo las estrellas.

Cocaí con dos rapazinhos muy amistosos

Me aburro, ¿falta mucho?

ALOJAMIENTO

De alojamiento casi no puedo hablar, pues todos los días fueron en barco. El alojamiento fue en hamaca, muy chachi. Solo el primer día dormimos fuera del barco. Fue en una habitación de una posada en Porto Velho y pudimos entrar humano y perro de la mano, así que bien (pero tampoco muy representativo que digamos).

Única noche de Cocaí en cama en Brasil

PAPELES

Sí me pidieron papeles al pasar desde Bolivia a Guajará-Mirim. Solo miraron que tuviese la rabia y listo.

VALORACIÓN

Los pros, contras y grado de dificultad los debería hacer cuando vuelva a Brasil con Coqui y viajemos más. En principio estimo que el grado de dificultad es mayor que en Bolivia, Perú, Ecuador.

viajerosperrunos

And get news about travels, dogs...

And traveling with dogs! 

Copyright © 2017-2018 | Viajeros Perrunos | Aviso legal | Política de privacidad | Cookies