top of page

Autostop: trucos para tu ride

Actualizado: 5 sept 2023

Viajar haciendo autostop es maravilloso por muchas razones, pero también tiene su lado negativo. Esperar y esperar... Tanto que a veces te vence la desesperación. Sé que es difícil, pero trata de pensar lo siguiente: si te está yendo mal ese día es porque quizás se viene el Gran Ride próximamente. Quizás tiene que pasar eso para que puedas conocer a una gran persona, a alguien que vaya muy lejos… ¡O las dos cosas al mismo tiempo!

Algunas de las personas que te van a dar ride te lo van a dar de todos modos, sin importar que lleves la ropa sucia y huelas a mono; que se hayan pasado (darán la vuelta a por ti); que seas amarillo, negro, rojo o blanco; que seas una joven sexy o un viejo arrugado… Otros necesitarán un empuje por tu parte. ¿Qué puedes hacer para ganártelos? He aquí algunos truquillos:

Situación estratégica


En badenes/topes, en semáforos con largos tiempos en rojo, a la salida de gasolineras… En definitiva, en lugares en donde les dé tiempo a verte y pensar si van a llevarte.

Situación estratégica autostop

Como este badén (que no se ve...) cerca de la frontera Sonora/Arizona

Preguntar directamente en las gasolineras (si bien hay zonas o países en donde esto está prohibido)


El contacto directo, hablando con ellos y explicándoles tu viaje puede convencer a muchas de que realmente no eres un asesino en serie.

Gasolineras autostop

Esta gasolinera en el estado de Nayarit, México, fue nuestra casa durante dos intensos días. Costó pero al final conseguimos un ride

Mirar a los ojos de las personas


Esto les puede conmover... ¡O hacerles sentir culpables!

Una cara amistosa y una actitud positiva y buena onda siempre ayuda


Haz un poco el payaso si te están mirando, baila con tu perro, haz como si tu perro estuviese haciendo dedo… ¡A los perros utilízalos pero sin excederte! A ver si va a venir alguien de protección animal.

Amigos del camino

¡Estephany nos recogió por nuestra actitud positiva!

Carteles o cartones con mensajes


Con los sitios a los que vas o con mensajes que creas que pueden cautivar a los que llevan el volante, como tu país de procedencia o mensajes como “Dog Traveler”.

Viajar a dedo con perro

¡Llevadnos amigos!

Autostop con perro California

Cartel de Dog Traveler que nos acompañó por lugares tan chulos como el Death Valley, California

Ropa


No me gusta, pero creo que sí tiene un efecto. Yo diría que lo mejor es ni muy andrajoso ni muy elegante. Si te ven con harapos y sucio es más difícil que paren, pero si te ven, pongámonos en el caso extremo, en traje y zapatos, hay algo que no cuadra. Pero, como no creo que tengas esas prendas, mi consejo es ¡que te pongas tus mejores galas para la carretera!

Ropa de gala para hacer autostop

¡Solo intenta ir un poco más decente que yo!

Deja visible la mochila para que vean que eres un mochilero


En mi opinión surte efecto porque piensan que los viajeros y caminantes son gente de fiar. Además, mucha gente es o ha sido viajera y ha hecho alguna vez dedo, por lo que seguramente convenzas a más de uno.

Autostop con perro México

Ride por la fantástica Huasteca Potosina, México

Poner especial énfasis en tu intento de conseguir ride cuando veas una furgoneta hippie, una pick-up u otro potencial salvador


Y es que, además de que suele ser gente que da rides, les estás haciendo ver que confías en ellos y esto puede hacerles "sentirse obligados" a corresponder esa confianza (¡estrategias psicológicas de persuasión!). Por otro lado, mi experiencia me dice que las autocaravanas paran poco por lo general.

Pickup ride death Valley

Las pick-ups suelen echarte un cable

Saca tu cámara y graba (o haz que estás grabando)


Igual se creen que eres un fotógrafo que está haciendo un documental y se animan a llevarte. Y desde luego se quitan de la cabeza que eres un vagabundo. ¡Esto solo lo hago cuando llevo horas en la carretera como último recurso!

Comentarios


  • Viajeros Perrunos Instagram
  • Viajeros Perrunos Facebook
  • Viajeros Perrunos YouTube

El Pekín Express CaninoEn marzo de 2019 mi perra Cocaí y yo salimos de Madrid con una mochila, una tienda de campaña y una misión entre ceja y ceja: llegar a China a dedo. Cuando andábamos en India hizo entrada en escena un "pequeño invitado" que puso el mundo patas arriba, incluido nuestro viaje. Tres años después volvimos a casa con un camino plagado de aprendizajes, aventuras, seres maravillosos... y una perra nueva: Chai :-) Más info sobre este libro, en realidad trilogía, aquí.

La Reina Leona. Un cuento ilustrado basado en una historia real de una perra que conocí durante la pandemia en India y con quien formé un vínculo muy especial. Puedes conseguirlo aquí.

Diarios de viajes por Sudamérica y Norteamérica. Estos dos libros cuentan, a modo de diarios, mis primeros años como mochilero, incluyendo el encuentro con Cocaí en Bolivia y todas las aventuras vividas con ella. Hago especial énfasis en la conexión con la naturaleza y las personas que nos brindó el camino. Leer más aquí.

Únete a nuestra iniciativa y recibe novedades sobre viajes, perros y viajar con perro 😉

DSC_0239 pan.jpg
DSC_0390 pan (2)_edited.png

Somos Rober, Cocaí y Chai, tres amigos de tres naciones distintas que recorren el mundo en autostop. Desde el año 2013 hemos hecho tres grandes viajes: Sudamérica, Norteamérica y Asia. Nuestra próxima aventura es África. El objetivo principal de este blog es animar a otras personas (¡y perros!) a lanzarse también a conocer los bellos rincones y culturas que nuestro planeta atesora

LIBROS CASCADA2_edited.jpg

La trilogía más esperada desde el Señor de los Anillos

🙃

Trans-Labrador.jpg
El Pekín Express Canino, portada
La Reina Leona, portada
Queen Leona, cover book
Diario de Viajes por Sudamérica, portada
Diario de Viajes por Norteamérica, portada

El Pekín Express Canino

En marzo de 2019 mi perra Cocaí y yo salimos de Madrid con una mochila, una tienda de campaña y una misión entre ceja y ceja: llegar a China a dedo. Cuando andábamos en India hizo entrada en escena un "pequeño invitado" que puso el mundo patas arriba, incluido nuestro viaje. Tres años después volvimos a casa con un camino plagado de aprendizajes, aventuras, seres maravillosos... y una perra nueva: Chai :-) Más info sobre este libro, en realidad trilogía, abajo.

La Reina Leona

Un cuento ilustrado basado en una historia real de una perra que conocí durante la pandemia en India y con quien formé un vínculo muy especial. 

¡Disponible también en inglés!

Diarios de Viajes por Sudamérica y Norteamérica

Estos dos libros cuentan, a modo de diarios, mis primeros años como mochilero, incluyendo el encuentro con Cocaí en Bolivia y todas las aventuras vividas con ella. Hago especial énfasis en la conexión con la naturaleza y las personas que nos brindó el camino. 

bottom of page