Gastronomía argentina

¡Enhorabuena a los amantes de la carne, las pastas y los helados!

Pero la cocina argentina no es solo eso amigos. La gastronomía argentina es variada y difiere bastante de sur a norte. Es el país latinoamericano con más influencia europea en sus platos - italiana y española -, pero también se preservan las raíces nativas. Esto último se aprecia sobre todo en el noroeste. Así, a la pizza, la pasta y la carne se suman los tamales o las humitas, por ejemplo. Pero si hay algo que destaca por encima de todo en este grandioso país es la cultura del mate. Mate al despertar, mate para desayunar, mate antes del almuerzo, mate después del almuerzo, mate para despertar de la siesta, mate para merendar, mate para cenar, mate para irse a la cama. Cualquier excusa es buena para compartir.

Aprendiendo a cebar mate

Repasemos algunos de los platos y bebidas típicos del país gaucho. Empecemos con las carnes, que para eso es uno de los países del mundo que más carne consume (y produce).

CARNES

Hay muchas variedades y cortes, pero estos son, quizás, los más representativos.

ASADO ARGENTINO

Todo el mundo sabe de la calidad de las carnes en Argentina. Especialmente la vacuna. Pues si le sumas el método que usan para elaborarlas en los asados el resultado es formidable. La técnica de cocción a las brasas desde la distancia (una distancia mayor que la que se utiliza en otros países), hace que se tarde más, pero el resultado vale la pena. Queda bien jugosa la carne. Pero no hay prisa en Argentina. ¡De hecho, las horas de espera son las mejores! Los argentinos aprovechan para ir tomando unos mates al tiempo que se ponen al día.

CORDERO PATAGÓNICO

Uno de los platos estrella en el sur del país. También se hace a las brasas, lentamente, pero lo he puesto aparte porque es típico de la Patagonia, mientras el asado vacuno se encuentra más fácilmente en todo el territorio.

Así los preparan por el sur argentino. Y mi hermano quiere uno.

BIFE DE CHORIZO

Este plato es el responsable de que mi padre no experimentase mucho con los sabores argentinos. Se lo pidió el primer día y le gusto demasiado. ¡No había manera de sacarle de su bife de chorizo! Es un filete bovino de la parte dorsal anterior (intercostal), más o menos equivalente al entrecot. Se cocina a la parrilla y se adereza con una mezcla de vino, romero y sal que previamente se ha dejado reposar durante varias horas.

¡Bife de chorizo!

MILANESA

Ya con esta receta terminamos la parte cárnica. Filete fino, normalmente de carne vacuna o de pollo (pero también puede ser de pescado, soja, berenjena…), rebozado y frito en huevo batido y pan rallado. Hay dos formas de consumirla: al plato, que viene con una guarnición como ensalada, puré o papas fritas; o como sándwich de milanesa (que menudos pedazos de sándwiches… Con eso ya has comido para todo el día).

PIZZAS Y PASTAS

Muy ricas y variadas pastas (o fideos) en el país, se nota el gen italiano. Algunas de las recetas más populares son las siguientes.

FIDEOS CON TUCO

Tallarines con salsa de tomate, cebolla y zanahoria. ¡Y mucha carne si quieres! Vean la receta (sin carne):

SORRENTINOS DE JAMÓN Y QUESO

Pasta circular rellena de jamón y mozzarella, cuyo nacimiento parece que tuvo lugar en la misma Argentina (en Sorrento, un restaurante de Buenos Aires). Ahora es un clásico de las pastas argentinas.

ÑOQUIS

Además, al igual que en Chile, tienen una tradición de comer Ñoquis el día 29 de cada mes. Esta pasta hecha a base de papa se puede comer de diversas maneras. Por ejemplo, con una salsa bolognesa o con una salsa de cuatro quesos. El origen se remonta a finales del siglo XIX, época de escasez en el noroeste italiano, donde la crisis disparó los precios del trigo, que fue reemplazado por las maravillosas papas.

HUMITAS Y TAMALES

El hecho de encontrar estos alimentos de maíz es sinónimo de estar próximo a la cultura andina de países como Bolivia, Perú y Ecuador… Y el norte chileno y argentino. Muy consumidos en las provincias de Salta y Jujuy. Ambos, humitas y tamales, consisten en masas de maíz levemente aliñadas, envueltas y cocidas en las propias hojas de una mazorca de maíz. Varias diferencias. 1) Mientras la humita suele ser choclo (maíz) fresco, rallado y pasado por el mortero, el tamal suele hacerse con harina de maíz. 2) Los tamales suelen llevar más ingredientes, (carnes incluidas), y pueden estar envueltos en hojas de otras plantas (como plátano, aguacate, bijao o maguey) durante la cocción. Además, varían mucho de una región y de un país a otro (hay tamales dulces también). Así, el tamal argentino tradicionalmente se hace a base de harina de maíz y zapallo anco (una variedad de zapallo, o calabaza), se rellena con carne vacuna o de pollo, pasas, aceitunas, huevos y condimentos. Si tienes ocasión, pásate por Chicoana (Salta) en la primera semana de agosto para presenciar la Fiesta Nacional del Tamal.

Ricas humitas tucumanas.

EMPANADAS

Deliciosas. A pesar de que se consumen en todo el país, destacan las del noroeste, donde son consideradas patrimonio gastronómico. Existen diversas formas de prepararlas según la provincia (y la región). Empanadas salteñas, jujeñas, tucumanas, cordobesas, riojanas… En cada provincia varían los ingredientes, que pueden ser vacuno, pollo, mondongo (tripas), camélidos sudamericanos (llama, guanaco), papa, cebolla, ají, ajo, aceitunas… No se pierdan esta recetita de empanadas salteñas:

A la cocinera no se la ve muy contenta, ¡pero tiene mucho arte con las empanadas!

BEBIDAS

MATE

Sello distintivo de la cultura argentina. No puedes visitar Argentina sin probar esta (amarga) infusión. Es más, lo suyo es que lo hagas con un grupo de gente. ¡Nunca digas no al “mateo” si te lo ofrecen! Es sorprendente cómo esta bonita tradición en la que se comparte una infusión como si fuese la pipa de la paz está tan presente por todos los rincones de la cultura del país (también se consume mucho en Uruguay, Paraguay, zona sur de Bolivia y Brasil e incluso en Chile). Los argentinos toman mate a todas horas y la llevan a todas partes (yo diría que algunos tienen un problema…). Es gracioso ver cómo muchos mochileros argentinos, que prescinden de algunos bártulos y ropas para caminar más ligeros, llevan a cuestas, en cambio, todo el equipo del mate (hierba, termo, calabaza y bombilla). La yerba mate - efecto estimulante, debido a la cafeína que contiene -, es una infusión digestiva, depuradora y preservadora del organismo (contiene antioxidantes). Puedes consultar más información sobre sus beneficios potenciales aquí: https://www.plantas-medicinales.es/yerba-mate-antioxidante-digestivo-adelgazante-y-mas/. Aunque hay un debate sobre quién empezó a utilizar el mate primero (uruguayos y argentinos dicen que es suyo respectivamente), lo cierto es que esta planta es originaria de las cuencas de los ríos Paraná, Paraguay y el curso superior del Uruguay y ya la usaban hace miles de años varias etnias nativas de origen tupí-guaraní (los avá, los mbyá, los ñandevá, los kaiowa…). En Brasil y algunas partes de Paraguay toman una variedad llamada tereré, que en lugar de beberse caliente se toma frío. El sabor amargo se debe a los taninos que contienen sus hojas. Yo lo contrarrestaba con azúcar, cosa que hacen algunos locales también. Pero el verdadero argentino lo bebe tal cual. Y sin parar. Para finalizar con el mate, me gustaría compartir lo que pensaba el antropólogo Daniel Vidart: “El mate es algo más que una bebida. Es una tradición que vence las costumbres aislacionistas del criollo y empareja las clases sociales... y a través de los tiempos, es el mate quien hizo la rueda de amigos, y no la rueda quien trajo al mate. Y no solo eso, a su vez también es un símbolo para todo aquel que se aleja de su país natal (Paraguay, Uruguay, Argentina, Chile, algunos estados de Brasil y Bolivia) y encuentra en él una remembranza y un enlace con su tierra.”

Cualquier momento es bueno para un matecito

VINOS

Mucha producción vitivinícola en Argentina. Destacan los vinos tintos de la región de Mendoza y los blancos de Cafayate (no dejes de ir de bodega en bodega en tu visita a Cafayate: ¡catas gratis!). El vino tinto Malbec lleva el sello de Patrimonio Cultural, Alimentario y Gastronómico Argentino.

¡Viva el vino!

FERNET

Bebida alcohólica amarga elaborada a partir de varios tipos de hierbas (mirra, ruibarbo, manzanilla, cardamomo, orégano y azafrán, entre otras), que son maceradas en alcohol de vino, y posteriormente filtrada y añejada en toneles de roble durante un período que puede ir de seis a doce meses. Posee un color oscuro, un aroma intenso y su graduación alcohólica está comprendida entre 39 y 45 grados, dependiendo de la marca. En un principio, el término "fernet" se integraba con la marca de origen italiano Branca, pasando luego al uso común para designar genéricamente al producto. Originalmente era sólo una bebida digestiva, pero actualmente suele servirse como aperitivo antes o como digestivo después de una comida. Si bien puede consumirse puro, dado su sabor y contenido alcohólico, normalmente se bebe combinado (cola sobre todo).

CERVEZA

Argentina cuenta también con ricas cervezas artesanales. Las más ricas que probé yo están por la región de los Lagos. En El Bolsón hay mucha costumbre.

¡Qué feliz me hace la cerveza!

POSTRES

DULCE DE LECHE Y ALFAJORES

El dulce de leche fue mi perdición en Argentina, y es que por algo es también conocido como manjar en Perú y Chile (también recibe otros nombres como cajeta en México o arequipe en Colombia y Venezuela)… Se trata de un dulce tradicional elaborado en gran parte de Latinoamérica, que no es más que una variante caramelizada de la leche: leche, azúcar y esencia de vainilla. ¡Pero qué rica y dulce variante! En Argentina lo comen desde a cucharadas o untado en pan, hasta en postres. De entre estos destacan los alfajores. Los musulmanes los trajeron a España (por aquel entonces Al-Ándalus), y los españoles los difundieron por Latinoamérica en el periodo colonial. Pero en ningún lugar, que yo sepa, son tan conocidos como en Argentina. Su nombre proviene del hispanoárabe al-hasú que significa 'el relleno'. Se componen de dos o más galletas unidas por un relleno dulce y generalmente bañadas en chocolate, glaseado o azúcar en polvo. En Argentina el relleno suele ser de dulce de leche, pero también puede ser de dulces de fruta como el membrillo (alfajor cordobés). Os dejo un vídeo:

HELADOS

La influencia italiana se deja notar en los helados argentinos, una delicia. En Villa La Angostura hay muchas heladerías artesanales y probé los mejores helados de mi vida. Simplemente no podía parar (como tres helados al día me tomé). Además de que están buenísimos, la gama de sabores es infinita y original: tomate, vino, calafate. Por cierto, Argentina es el país donde más helado se consume en el mundo.

viajerosperrunos

And get news about travels, dogs...

And traveling with dogs! 

Copyright © 2017-2018 | Viajeros Perrunos | Aviso legal | Política de privacidad | Cookies