Presupuesto mochilero

09/09/2019

 

Uno de los principales elementos a tener en cuenta antes de iniciar un viaje es el aspecto económico. ¿Cuánto me voy a gastar al mes? ¿Con cuánto dinero he de partir? Hay que llevar algo en el bolsillo, pero tampoco exageremos. “Debes de tener mucho dinero”, más de una vez me han dicho. Ni lo tengo ni lo quiero. La verdad es que se puede viajar con poco dinero, y es como más disfruto. El truco está en gastar poco... Y en que te marques un estilo de viaje, más que establecerte un presupuesto fijo o máximo. Así, gastarás más o menos dependiendo del país o región geográfica en que te muevas. En este blog nos centramos en los viajeros que recorren el mundo con poco dinero, así que veremos un presupuesto mochilero, independientemente del nivel adquisitivo de cada quien. No me gusta hablar de presupuestos de viaje, de la misma manera que no me gusta decir cuántos días debes dedicarle a cada sitio en un itinerario concreto. Cada persona tendrá sus prioridades. Pero vamos a hacerlo. Es imposible dar una cifra exacta para este presupuesto, que va a variar en función de diversos factores. A destacar el destino, el ritmo de viaje y la forma de viajar (o lo que es lo mismo, lo que esté dispuesto a ahorrar cada uno). No es lo mismo viajar despacio y haciendo autostop por Bolivia que hacerlo con buses y aviones por Canadá.

Veamos estos tres factores.

 

DESTINO

 

 

En el mundo hay 194 países ("reconocidos"), cada uno con sus precios. Para simplificarlo mucho, digamos que un viaje de mochilero por Sudamérica, África o Asia va a ser sí o sí más barato que uno por Norteamérica, Europa o Australia. Por poner un ejemplo, un menú en un restaurante en Bolivia (¡me ha dado por Bolivia!) puede oscilar entre 1 y 2 euros, mientras que en Canadá difícilmente lo encontrarás por debajo de los 10 euros. Por no hablar del transporte y el alojamiento. Estos básicos de un viaje, sin embargo, tienen solución (como vamos a ver). Lo que no tiene solución son los sitios turísticos y excursiones, como museos, yacimientos, tours por la selva, de avistamiento de fauna marina, etc. Hay países en los que te va a salir más caro.

 

RITMO DE VIAJE

 

 

Alguien que viaja lento gastará menos porque invertirá menos en transporte y sitios turísticos (o al menos lo hará más espaciado en el tiempo). Pero, además, el pasar temporadas más largas en cada sitio le permitirá conocerse los trucos de esos lugares, como los hospedajes y restaurantes más económicos, por lo que gastará menos en alojamiento y comida. Yo en mis primeros viajes me movía más rápido porque quería ver más cosas. Eso hacía que gastase más. A medida que uno va adquiriendo experiencia estando en la ruta va “aprendiendo” a viajar más lento.

 

FORMA DE VIAJAR O DISPOSICIÓN A AHORRAR POR UN POCO DE “SUFRIMIENTO”

 

 

Este es el factor más interesante. Un viajero o viajera sin recursos económicos puede prolongar mucho su aventura. Los dos gastos principales de un viaje, el transporte y el alojamiento, te los puedes ahorrar en gran parte vayas donde vayas: viajando en bici o alzando el pulgar en la carretera, y llevando en tu mochila una tienda de campaña. Yo ahorro muchísimo por viajar haciendo autostop y hacer acampada libre siempre que puedo (que es casi siemre). También está la opción de Couchsurfing, especialmente en ciudades medianas y grandes. Los ciclistoturistas pueden utilizar también Warmshowers. Esos X euros al mes por moverte (ponle 100) y esos otros X euros por dormir (ponle 300) te los quedas en tu bolsillo gracias a estos trucos. Al final, tus gastos se reducen a comer y a visitar sitios turísticos.

 

Pero también hay cosas que puedes hacer para reducir costes en la comida. Hay países en los que sale igual (o incluso más barato) comer en restaurante que hacértelo tú mismo (por ej, Bolivia o Perú). Y hay otros en los que la comida es tan deliciosa que vale la pena gastarse todo el presupuesto en ella (México). Pero, por lo general, conviene viajar con un camping gas y cocinar nuestra propia comida. Se ahorra muchísimo con este pequeño truco. Luego está la opción del Dumpster Diving, o Buceo en los Contenedores. Ya te puedes imaginar lo que es, y puede sonar un poco extremo… Pero la realidad es que se tira muchísima comida en buen estado y no solo ahorrarás tú, sino que le harás un favor al planeta. Si vas a pasar una temporada en un pueblo o ciudad entérate de algún punto en el que se practique esto y ve a por tu comida. El agua siempre puedes sacarla de fuentes o pidiendo que te rellenen la botella en restaurantes o tiendas, a menos que el agua de la zona no sea potable.

 

En cuanto a visitar sitios turísticos, si eres estudiante prueba a sacarte el carnet internacional de estudiante, porque puede valer para diversos museos, yacimientos arqueológicos y Parques Naturales. Si tienes poco dinero puedes visitar solo los que más te gusten. Y aprovechar en los países más baratos para hacer excursiones.

 

Y es que al final lo más apasionante y bonito de viajar no son los lugares turísticos, sino compartir con la gente local y los viajeros. Y perderse en la naturaleza. Todo eso lo puedes hacer sin gastar mucho.

 

 

Resumiendo, consejos para ahorrar al máximo:

 

No gastes en transporte: viaja en bici o a dedo

No gastes en dormir: acampada libre y Couchsurfing

No gastes en agua: rellena tu botella en tiendas, cafeterías, etc

Reduce gastos en comida: mercados y comedores familiares en países baratos y camping gas en países caros

Reduce en visitas de sitios turísticos

Viaja más lento

Pasa más tiempo en la naturaleza y menos en la ciudad

 

CONCLUSIÓN

 

Entonces, volviendo la pregunta inicial: ¿cuánto cuesta viajar como mochilero por el mundo? 80, 200, 500, 1000 euros al mes… ¡Depende de ti!

 

Repito, habrá mucha variedad en cuanto a lo que gasten distintos viajeros que visitan una región o país en concreto, por lo que establecer un presupuesto mochilero se hace difícil. Cada persona tiene condiciones y prioridades diferentes. No todo el mundo tiene el mismo dinero, y no todo el mundo va a querer llevarse una tienda de campaña o viajar haciendo dedo. Vamos a ver lo que puedes gastar en algunos puntos del mapa suponiendo que apenas inviertes en alojamiento y transporte. Es decir, viajando muy "a lo costri".

 

Latinoamérica. Creo que para un viaje por Latinoamérica con 150-200 euros al mes tienes más que suficiente, viviendo bien (se puede con menos). Tal vez un poco ajustado para países más caros como Brasil, Argentina, Uruguay, Chile o Costa Rica, pero de sobra para otros como Ecuador, Colombia o Perú.

 

Asia. Para Asia, aunque no he estado, imagino que con menos puedes hacerlo, pues es más barato (salvo algunos países). Pongamos 100 euros al mes.

 

Norteamérica y Europa. Para Norteamérica y la mayoría de Europa con 300-350 euros al mes te da para viajar bien (incluso con menos).

Lo cierto es que viajar gastando poco es mi principal secreto para viajar largo y tendido (¡y de la forma mas aventurera!). Así que si queréis manteneros por muchos meses ya sabéis cuál es mi consejo. Podéis leer más sobre formas de ahorrar y de ganar dinero haciendo clic en este post.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

viajerosperrunos

And get news about travels, dogs...

And traveling with dogs! 

September 9, 2019