Viajar con perro en Chile

Moverse con perro en Chile es bastante complicado, en comparación a otros países sudamericanos. Yo pasé pocos días (venía desde Perú a Santiago para tomar el vuelo de vuelta a España), pero aventuro que será difícil que encuentres algún conductor de transporte público que haga la vista gorda y os deje subir. Lo mejor es que viajes a dedo. Nuestro viaje fue desde la frontera con Perú (Tacna) hasta Santiago de Chile, y no pudo haber estado más repleto de contratiempos. Como nota positiva me quedo con que a los chilenos (a muchos) les encantan los perros.

TRAYECTO

Tacna (Perú) - Arica - Iquique - Calama - Antofagasta - La Serena - ¡Santiago de Chile! - Viña del Mar - vuelta a Santiago - Madrid.

DURACIÓN

Siete días.

TRANSPORTE

Como llevaba la jaula daba por sentado que no iba a haber problemas en los autobuses. Me equivocaba. Resulta que había muerto un perro hacía unos días en bodega y nadie me quería llevar. Y yo tampoco sabía si quería ir después de escuchar aquello. Pero no me quedaba otra, ya con la maldita jaula a cuestas. Además, mi experiencia haciendo dedo en Chile cuando viajé con mi hermano en marzo tampoco había sido muy buena.

En cada estación de autobuses que llegaba me tocaba esperar horas hasta que algún chofer aceptaba llevarnos. En una ocasión, en vez de ir por la ruta más corta, de Iquique a Antofagasta por la costa, tuve que ir hacia Calama, al interior. Y es que era la única compañía que nos quería llevar.

Sea como sea, y tras bastante sufrimiento, lo conseguimos: ¡llegamos a Santiago! Eso sí, no lo volvería a hacer. La próxima vez que viaje a Chile tiro la jaula y pedimos ride. O buscamos autos compartidos. Parece que hay algunas páginas de compartir auto en Chile, pero por aquel entonces no lo sabía. Estas son algunas:

  • http://compartirauto.cl/

  • http://www.carpooling.cl/

  • Blablacar? No funciona hoy en día todavía, pero estemos atentos a los próximos años.

Pero no por ser más difícil debes renunciar a conocer este bello país con tu perruno.

Fueron varios días con la casa a cuestas y durmiendo en buses y terminales, ¡pero lo logramos!

ALOJAMIENTO

Las primeras noches fueron o en bus o en las estaciones. En Santiago, si bien iba a quedarme con una amiga, vino mi gran amigo César desde Concepción y no nos podía alojar a los dos. Pero, tras merodear un rato por las calles preguntando, conseguimos una habitación que, aunque cochambrosa (pero tampoco la peor en que hemos dormido), aceptó a Cocaí. Nos quedamos unos tres o cuatro días (lo que tardé en hacer los papeleos), y mira que nos podían haber echado porque Coqui se meó en los pasillos, cosa que jamás había hecho… ¡Igual estaba nerviosa porque se acercaba la fecha de marchar a España!

Descanso merecido en una habitación de Santiago

También dormimos un par de noches en la casa de la tía de César en Viña del Mar, cuando ya había hecho todos los papeleos perrunos y solo quedaba esperar a la fecha de mi vuelo.

No puedo decir mucho más en cuanto a alojamiento con perro en Chile porque solo estuve una semana. No obstante, creo que es bastante complicado encontrar habitaciones que admitan mascotas.

LOCALES DE COMIDA Y ESTABLECIMIENTOS

No dispongo de experiencia suficiente para decir algo aquí. Sí entramos en algún local de comida y no nos dijeron nada. También entré a otros establecimientos, en algunos no pasó nada y en otro nos dijeron que no se podía entrar con perro. Lo bueno que estaba mi amigo para cuidarla mientras yo hacía papeleos.

OTROS

Por lo que me comentan mis amigos chilenos y por lo que he investigado, no se aceptan perros en los Parques Nacionales de Chile. ¡Otra dificultad añadida para el viajero perruno!

PAPELES

Piden muchos requisitos para entrar con perro a territorio chileno y son muy exigentes. A la mínima que incumplas algo te devuelven para atrás. Esto aplica tanto por aire como por tierra. Por otro lado, mi experiencia con los del SAG (Servicio de Agricultura y Ganadería) me dice que son muy profesionales y te explican todo muy bien.

VALORACIÓN

  • Prós: Cultura perruna, la gente quiere a los perros. Uno se da cuenta porque en Chile la mayoría de los perros callejeros (que los hay por miles) se te acercan animados de verte (¡a veces es casi imposible deshacerte de ellos!), mientras que en otros países los perros se alejan con la cabeza y el rabo gachos si te acercas a ellos.

  • Contras: Muy difícil moverse y, en general, viajar para el mochilero. Hay muchos perros callejeros con sarna y pulgas, aunque menos que en otros países y mejor cuidados.

  • Grado de dificultad para viajar: 9, pero creo que habría que darle otra oportunidad.

Me encantaría escuchar testimonios de viajeros perrunos (mochileros) para ver cómo lo hicieron por este país.

Aquí un par de fotos para demostrar que no todo fueron malos momentos.

Tomando el sol, y la arena, en Viña del Mar

Atardecer maravilloso en Viña del Mar

viajerosperrunos

And get news about travels, dogs...

And traveling with dogs! 

Copyright © 2017-2018 | Viajeros Perrunos | Aviso legal | Política de privacidad | Cookies