El Yukon, itinerario (y un pedacito de los NW Territories)


Estamos en el salvaje y despoblado norte canadiense, al que todos tememos… ¿Por su fauna despiadada de osos y lobos? No, ¡por su frío! Hay que venir en verano para esquivar el frío, pero el invierno aquí tiene algo mágico también: las Northern Lights. ¡O lo que es lo mismo, las auroras boreales! Y también las noches eternas, los lagos congelados, la tranquilidad de los pueblos, etc. Pero sí, la mayoría de los mortales preferimos venir cuando el sol aprieta. En verano el sol nunca se sale del cielo. Puedes tener casi 24 horas (o sin el casi a partir del Arctic Circle) de puro sol. De hecho, al Yukon se le llama la Tierra del Sol de Medianoche.

Aquí el que viene es por la naturaleza: verdes montañas, ríos glaciares, bosques que se van haciendo más bajitos según se sube en el mapa, tundra inhóspita, pero también sorprendentes campos que se llenan de flores en los meses de verano. Y muchos animales autóctonos en todos estos ecosistemas. Pero el Yukon cuenta también con algunos sitios históricos… Y es que aquí tuvo lugar el descubrimiento de Oro en varios ríos (como el Klondike o el Yukon river), y se desató la Fiebre del Oro en 1898, creándose incluso ciudades medio “western” de la nada. Donde no había normas o se inventaban sobre la marcha.

De sur a norte, algunos lugares a visitar:

Watson Lake

Alaska Highway: Watson Lake a Whitehorse

Whitehorse

Chilkoot Trail

Kluane National Park and Reserve

Carmacks

Mayo y Keno City

Dempster Highway

Inuvik y Tuktoyaktuk

Dawson City

Nota aparte: Viaje en canoa por el Yukon river (u otros ríos del Yukon)

WATSON LAKE

De esta primera población en el Yukon, casi en la frontera con BC, destaca una curiosa atracción turística: el Signpost Forest. Allá por 1942, cuando estaba construyéndose la Alaska Hwy, un trabajador puso un cartel con la distancia señalada hacia su pueblo de origen. Poco a poco lo fueron imitando otros tipos… Una idea que ha llegado al punto de que cualquiera que por aquí pase puede poner el cartel de su dirección. ¡Hoy hay más de 80.000 carteles! Una especie de museo extravagante.

Desde Watson Lake se puede tomar la Alaska Hwy (la que recorre la mayoría de viajeros) o la Road 4 (Robert Campbell Hwy). Yo esta última no la conozco, pero escuché maravillas de sus paisajes. Si tienes tiempo sería bueno recorrerla también, ya sea a la ida o a la vuelta (puedes hacer un loop cogiendo esta carretera a la vuelta en Carmacks).

ALASKA HIGHWAY: WATSON LAKE A WHITEHORSE

Fauna en la carretera, ríos con fuerza, montañas elevándose por todos lados… Una delicia recorrer este camino que poco a poco va estando más cerca de Alaska. De hecho, la mayoría de viajeros que la recorren siguen hacia Alaska en lugar de virar al norte. Aquí no vamos a ver Alaska, habrá que volver para describir los itinerarios por esas tierras.

WHITEHORSE

Tomada de travelyukon.com

La capital y ciudad más grande del Yukon (unos 25.000 habitantes) se asienta sobre un valle a orillas del mítico Yukon river. Creada a partir del boom del oro encontrado en el relativamente cercano Klondike river. El centro de la ciudad está trazado con calles rectas, perfectamente paralelas y perpendiculares, y tampoco ofrece demasiado. Lo más destacable:

S.s. Klondike. Es un barco cargador de la época. Hoy en día, esta magnífica embarcación sirve como museo flotante que cuenta muchas historias de la fiebre del oro y de la vida de entonces.

Yukon Beringia Interpretive Center. Centro de investigación y museo que estudia la historia de Beringia. Esta masa de tierra de 3200 km que comienza en el río Mackenzie en Canadá y que se extiende hasta el río Kolyma en Siberia desempeñó un papel crucial en la migración de humanos y animales entre Asia y las Américas durante el Pleistoceno.

Paseo por el río. Lo más bonito de Whitehorse son los paseos que se han construido a la vera de río, llevándote a rincones maravilloso. A un paseo de 40 minutos se encuentra un camping muy cuco y bien de precio en el que puedes hacer base durante tu estancia en Whitehorse.

CHILKOOT TRAIL

Tomada de travelyukon.com

La noticia del oro hallado en el Klondike river en 1898 se propagó como la espuma y fueron muchos los que querían venir a estas lejanas tierras a probar suerte. Pero claro, por aquel entonces apenas había carreteras en la zona… La mayoría llegaron desde barcos que salían de la costa estadounidense hasta Alaska. Luego tocaba andar. Este fue uno de los pasos que más buscadores de oro tomaron, una ruta de cientos de kilómetros que iba a dejar a muchos muertos por el camino. Lo peor de todo es que los que lo lograron se encontraron con que ya habían llegado muchos buscadores antes que ellos… Habían tardado tanto que incluso ya se habían creado vías de transporte hasta el Klondike river.

Un pequeño segmento de esta ruta se ha quedado como un legado a todos ellos, los valientes que, movidos por la codicia o por el espíritu de aventura, emprendieron este viaje que hoy es historia. El Chilkoot Trail es un sendero de 33 millas (53 km) que atraviesa las Coast Mountains desde Dyea, Alaska, hasta Bennett, BC (muy cerca del Yukon).

Casi todo el mundo la hace de sur a norte para seguir la misma ruta que los antiguos buscadores. El viaje normalmente toma de tres a cinco días y hay varios sitios designados para acampar. El sendero se divide aproximadamente en tres zonas climáticas: bosque lluvioso costero, alto bosque alpino y bosque boreal.

Es una ruta extremadamente popular, y para evitar la degradación del ecosistema los Servicios de Parques de USA y Canadá han creado un sistema de permisos de manera que solo un máximo de 50 mochileros comiencen el recorrido cada día.

Por cierto, Skagway es un bonito pueblo que ver en Alaska, situado a orillas de un brazo de mar.

KLUANE NATIONAL PARK AND RESERVE

¡Mi Parque favorito en Canadá! Su remota localización, extensión, poca popularidad y belleza estratosférica hacen que puedas disfrutar de unas caminatas por la más salvaje naturaleza durante días en soledad. Yo en cuatro días de caminata solo me crucé con una pareja.

Si vas a hacer una ruta con pernoctación hay que ir primero al Visitor Center, en Haines Junction. Allí te darán un Wilderness Permit, una bear canister (una canasta o barril para guardar la comida de los osos) y un mapa de tu ruta. También se recomienda llevar un spray anti osos. Si no eres tanto de caminar hay rutas cortitas e incluso otras cosas que hacer en coche, parando en miradores, lagos y tal. Pero si te gusta el hiking no dudes en hacer una ruta larga, pues este Parque es una maravilla. Recomiendo la más larga, el Cottonwood Trail, un loop de 85 kilómetros de longitud que empieza al sur de Haines Junction (se puede empezar en Kathleen Lake o Mush Lake Road). Es larga, pero bastante llana. Se pasa por pasos de montaña, bosques densos, campos y valles llenos de flores, lagos cristalinos y furiosos ríos. Está bien señalizado en la mayor parte del recorrido, pero hay zonas más “conflictivas”. Otro elemento que añade dificultad es que no hay puentes y tendrás que cruzar dos o tres ríos que te cubren hasta la cintura. Los perros son bienvenidos.

Pero estate atento a los osos. Es una de las zonas donde más densidad de osos hay en todo Canadá (hay Grizzly y Black Bear). También hay alces, ovejas Dall, cabras de montaña, distintas especies de aves (destaca la perdiz)… Los que quieran hacer este trekking os invito a leer la web de Parques de Canadá, donde se ofrecen muchos detalles: https://www.pc.gc.ca/en/pn-np/yt/kluane/activ/randonee-hiking/iv

CARMACKS

Tomada de travelyukon.com

Este pueblo de menos de 500 habitantes no tiene gran cosa, pero goza de unos alrededores muy chulos, con el Yukon river como protagonista principal. Es una buena parada para conocer alguna población del Yukon y disfrutar de la naturaleza.

MAYO Y KENO CITY

Estas dos poblaciones menos transitadas (yo no las conozco), quedan bastante apartadas. Hay que tomar una carretera llamada Silver Trail que se desvía desde Stewart Crossing, a medio camino entre Carmacks y Dawson City. Son dos pueblos agradables con una serie de lagos circundantes. Ven a explorarlos.

DEMPSTER HIGHWAY

La aventura por esta carretera de polvo no tiene rival. Esta ruta que empieza pocos kilómetros al este de Dawson City te transporta hasta Inuvik, a los pies del Océano Ártico. Todo a través de bosques de pinos que van progresivamente empequeñeciendo, hasta el punto de que uno es más alto que ellos… Y muchas zonas peladas de tundra, donde solo las plantas más fuertes (y valientes) crecen a ras del suelo, formando una especie de alfombra esponjosa. El camino es hermoso a rabiar kilómetro tras kilómetro. Así hasta 740. Aparte de horas y horas por un paisaje marciano, se cumple el hito de atravesar el Círculo Polar Ártico, punto a partir del cual apenas se pone el sol (o sale, en invierno). La aventura incluye, además, el pase de dos ríos gigantes (Peel y Mackenzie) en un servicio de ferry gratuito y, en invierno, por puentes naturales de hielo. Por no hablar de las altas probabilidades de ver Grizzlies y otra fauna salvaje. Hay diversos miradores y lagos en que parar, pero los lugares de parada obligatoria son (de sur a norte):

Tombstone Territorial Park. Un Parque gigante de montañas y colinas por donde serpentean ríos y descansan lagos. Hay varios campings en los que puedes hacer base para hacer excursiones, pero también puedes hacer alguna ruta larga y hacer wild camping. Hay mucha variedad de rutas, así que aquí os dejo un enlace para que les echéis un ojo: http://www.yukonhiking.ca/regions/TombstoneTerritorialPark

Los perros son bienvenidos en todo el Parque, ¡siempre con cuidado porque hay osos al acecho!

Cruce del Círculo Polar Ártico. Justo al pasar Eagle Plains, una especie de puesto de servicio donde muchos se quedan a pasar la noche, se llega al punto exacto en que comienza el Círculo Polar Ártico, marcado por un cartel. ¡Ole! ¡Parece mentira, pero es un subidón! Pocas veces podrás decir que has estado tan al norte… Es el único lugar en que se puede llegar al Ártico por tierra en Canadá, pues no hay más carreteras que suban tanto en el país. En Alaska hay otra ruta que lleva al norte. Además, coincide que esta parte es especialmente bonita en la Dempster Hwy, con algunas montañas que rompen la monotonía de los prados de tundra.

Entrada en los Northwest Territories. Y es que esta “autopista” no solo pertenece al Yukon, sino también a este Territorio de Canadá.

Comunidades. En todo el trayecto hay apenas dos pequeñas poblaciones, nativas obviamente: Fort McPherson, Tsiigehtchic. Es interesante parar en ellas y contemplar la vida local. Espero que lleves provisiones porque aquí te van a cobrar un ojo de la cara por cada cosa que compres.

INUVIK Y TUKTOYAKTUK

Estamos en el culo del mundo, literalmente. Con más de 3.200 personas, Inuvik es una de las ciudades más septentrionales del planeta. El viaje por la Dempster Highway ha valido la pena para llegar a un lugar que, aunque no especialmente bello, destila aventura. Si has llegado en verano (lo más seguro), tendrás días infinitos, con un sol que siempre te acompañará. Si, por el contrario, vienes en invierno ni olerás nuestra estrella favorita. Pero seguramente veas luces verdes bailando por el cielo.

Lo mejor de Inuvik es esa sensación de victoria de haber llegado a meta, al norte máximo por carretera (bueno, ahora Tuktoyaktuk). Pero hay más cosas que hacer aparte de celebrarlo. Por ejemplo:

Iglesia Our Lady of Victory Church. También llamada “Igloo Church”, esta iglesia es el edificio más fotografiado de la ciudad.

Mezquita. También los musulmanes pueden venir a orar en Inuvik, que cuenta con una de las mezquitas más norteñas del mundo.

Delta del Mackenzie. Inuvik reposa sobre este delta, y un paseo por las márgenes del río es uno de sus mayores atractivos. Eso sí, cuidado con los mosquitos.

Áreas verdes. Hay un par de trails a las afueras de la ciudad, pero esos bosques están atestados de mosquitos también. Difícil disfrutarlos…

Great Northern Arts Festival. Si estás por aquí a mitades de julio estás de enhorabuena. Podrás disfrutar de un evento de arte nativo único, con artesanías, pinturas, talleres y música de los artistas del norte de Canadá, muchos de ellos nativos. En sus cuadros llenos de nieve, auroras boreales, trineos de perros y animales como caribúes se refleja el modo de vida de estas personas.

Hay dos campings en Inuvik. Uno queda fuera y el otro a dos pasos de centro. Recomiendo este último, pues está bien de precio, en una zona tranquila y muy cerca del río y el centro.

Los que vayan por estos lares ahora están de suerte, y es que en noviembre de 2017 estrenaron la carretera que une Inuvik a Tuktoyaktuk. ¡150 kilómetros adicionales que te elevarán al Olimpo del Océano Ártico! Más arriba en el mapa no se puede llegar… Al menos por carretera. Antes, para llegar, había que tomar unos tours en avioneta que eran carísimos. Hay muchas opciones de visitar sitios guapos desde aquí, incluyendo reservas de fauna, aunque casi siempre pagando bastante. Tal vez puedas hacerte amigo de algún pescador que te lleve si tu presupuesto es pequeño.

DAWSON CITY

Uno de mis lugares más queridos en Canadá. Tratando de separar lazos emocionales, Dawson es, sin duda, un lugar especial al que todo viajero que se precie debería venir. Muchos solo están de paso en su aventura hacia Alaska, otros llegan en surcando las aguas del río Yukon en sus canoas, y otros buscando un trabajo para instalarse un tiempo. Aquí hay muchas cosas que hacer. Situado en la confluencia de los ríos Klondike y Yukon, este pueblo nacido de la nada con la “Gold Rush” que llegó a albergar 40.000 personas en 1898 es el más bonito y animado del Yukon. Solamente lo habitan 1500 almas, pero en los meses de verano se duplica la población y se anima bastante.

Downtown. Compuesto de una serie de calles de tierra con edificios de colores que han quedado más o menos ambientadas en esos años locos de la Fiebre del Oro. Si te concentras puedes ver el gentío, las prostitutas y oír el barullo.

Dawson City Museum. Este museo te brinda una visión profunda de la historia social y minera de Dawson, los pueblos nativos y la colorida era de la Fiebre del Oro. Vale mucho la pena la visita.

Salir de marcha por la noche. Dawson City tiene noches animadas en verano. Además de unos cuantos bares hay un casino. Como elemento loco tenemos el Sourtoe Cocktail. El Downtown Hotel (Second Avenue y Queen Street) sirve el inusual Sourtoe Cocktail, que presenta un verdadero dedo humano momificado. Sí, si, como lo oyes.

Midnight Dome Viewpoint. Un mirador desde el que se observa el pueblo entero y el decorrer del río Yukon. Se puede subir en coche por un caminito o andando atravesando el monte.

Yukon River. Hay varias playitas chulas a ambos lados del río. En el lado de Dawson hay un bonito paseo en paralelo a Front Street, con varias zonas de césped en las que los locales y viajeros se tumban a leer, charlar o tomar helados. La Klondike Cream and Candy es una heladería buenísima, por cierto. Al otro lado es más salvaje y solo hay un par de campings. Se puede explorar los alrededores de estos campings, que son muy chulos. Destaca un curioso cementerio de barcos que está sobre el río, el Paddlewheel Graveyard (pasado el Yukon River Campground). Esta zona es muy bonita también para venir a relajarse frente al río. O tratar de buscar oro a la antigua usanza... Por cierto, si tu plan es seguir hacia Alaska tienes que continuar por aquí.

Montar en el ferry que cruza el río Yukon. En realidad, si estás alojado en alguno de los dos campings que quedan al otro lado del río tendrás que cruzar en este ferry gratuito para visitar el centro. Pero incluso si no te alojas en los campings y no quieres explorar esta zona vale la pena cruzar en ferry por las vistas.

Klondike River. A este río vienen todavía buscadores de oro, algunos profesionales y otros haciéndolo un poco como anécdota a contar cuando vuelvan a casa. Otro plan alternativo es venir a leer un libro u observar con atención a ver si atisbas algún osado oso.

Descenso en canoa por el Klondike o el Yukon river. Hay varias agencias que te rentan una barca y te llevan carretera arriba en transporte. Luego tú te “tiras” río abajo, pudiendo disfrutar de parajes de ensueño. Atento a los osos, nutrias y demás fauna. Muchas agencias te dejan llevar a tu perro ;)

NOTA APARTE. VIAJE EN CANOA POR EL YUKON RIVER (U OTROS RÍOS DEL YUKON)

Es muy popular en el Yukon hacer un viaje fluvial en canoa. Hay quien ya tiene su propia barca, pero la mayoría alquila una. Si haces un viaje de uno o dos días no será caro, pero si te haces una de muchos días sí. El viaje más popular es el que conecta Whitehorse con Dawson City, pasando por Carmacks. Una ruta apasionante de más de dos semanas por el Yukon river que te brindará la naturaleza más increíble del universo. La pega: el precio… Si no tienes dinero y tienes muchas ganas de hacerlo siempre puedes tirarte unos cuantos días construyendo tu propia barca. ¡Yo conocí a unos locos suizos que lo hicieron! Hay un puñado de agencias en Whitehorse que gestionan todo esto.

Hay muchos otros viajes, incluido algunos de uno o dos días. La propia ruta por el Yukon river continúa desde Dawson hacia Alaska…

viajerosperrunos

And get news about travels, dogs...

And traveling with dogs! 

Copyright © 2017-2018 | Viajeros Perrunos | Aviso legal | Política de privacidad | Cookies