top of page

Autostop en Armenia



No sé si fue casualidad o qué, pero durante el mes y medio que estuvimos Cocaí y yo viajando a dedo por el territorio se dio rodado. De hecho creo que es el país en que menos tiempo hemos tenido que esperar en promedio. ¡Tiene ese honor Armenia! Lo curioso es que los armenios no diría que son los más fervientes amantes de los perros (aunque encontramos muchos “doglovers”), por lo que imagino que viajar a dedo por Armenia sin perro será aún más fácil.


Viajando a dedo en Armenia
Viajando a dedo en Armenia

No hay gran misterio para hacer autostop en Armenia, pues como digo es muy fácil, pero os comparto algunos datos y consejos en base a mi experiencia que quizá te ayuden/orienten. También puedes leer estos posts de autostop general y con perro:



AUTOSTOP EN ARMENIA (CON PERRO)


Situación estratégica y actitud positiva


Haciendo dedo en Armenia
Cocaí con Dina, una mujer filipina que conocimos en Armenia

Siempre es mejor situarse en puntos estratégicos como entradas a autopistas, salidas de poblaciones, gasolineras o zonas de asfalto por las que los vehículos vayan despacio (por ej, detrás de un semáforo), aunque los conductores y familias a bordo darán la vuelta si hace falta para venir en tu búsqueda. Ah, y sonreír, eso siempre.


Buenas carreteras


Carretera a Noravank
Carretera a Noravank

La mayoría de carreteras armenias son buenas. Las rutas en peor estado las vi en el norte, entre la frontera con Georgia y Gyumri. Así, no se pierde mucho tiempo en desplazarse de un destino a otro, como pueda pasar en otros países.


Distancias cortas


Los viajes en Armenia nunca se hacen pesados
Los viajes en Armenia nunca se hacen pesados

Una ventaja de Armenia es que es pequeña y por tanto las distancias son cortas. Encima de que suele ser rápido el autostop, como viajero no perderás mucho tiempo entre un lugar y otro.


Paradas en puestos de comida, regalos y otras muestras de hospitalidad


Hospitalidad armenia
Probando una mazorca que insistió en invitarme un hombre que nos llevaba hacia Sevan Lake

Esta es la única forma potencial de que se ralentice un poco el viaje. Es muy posible que los armenios paren en algún puestecillo de carretera para que pruebes algunas comidas suyas tradicionales o quizá invitarte a un refresco… ¡o un chupito de vodka! Además, a mí me regalaron pulseras, una gorra, caramelos... y también nos invitaron a varias casas.


Pon una tienda de campaña en tu mochila


Acampando en Devil's Bridge, cerca de Tatev
Acampando en Devil's Bridge, cerca de Tatev

Como siempre, recomiendo viajar con una tienda. Es seguramente el artilugio más preciado del autostopista: si llega la noche y no has conseguido “ride” siempre puedes acampar en un prado junto a la carretera. Además, hay sitios preciosos en Armenia para hacer alguna rutilla.


CONCLUSIÓN


Armenia es el país perfecto para recorrerlo a dedo, al menos de acuerdo a mi experiencia. La gente para con facilidad y es amable, las distancias son cortas y no se "pierde" mucho tiempo en ruta y las carreteras pasan por escenarios naturales muy bonitos. Seguramente más de un armenio te muestre algunos tesoros escondidos de su país e incluso puede que te inviten a pasar unos días en sus casas.


RECOMIENDO AL 100 X 100 LA EXPERIENCIA DE VIAJAR POR ARMENIA A DEDO. CON Y SIN PERRO


El autostop en Armenia nos llevó a hacer grandes amigos, como Hayk y Karen
El autostop en Armenia nos llevó a hacer grandes amigos, como Hayk y Karen

Comments


  • Viajeros Perrunos Instagram
  • Viajeros Perrunos Facebook
  • Viajeros Perrunos YouTube

El Pekín Express CaninoEn marzo de 2019 mi perra Cocaí y yo salimos de Madrid con una mochila, una tienda de campaña y una misión entre ceja y ceja: llegar a China a dedo. Cuando andábamos en India hizo entrada en escena un "pequeño invitado" que puso el mundo patas arriba, incluido nuestro viaje. Tres años después volvimos a casa con un camino plagado de aprendizajes, aventuras, seres maravillosos... y una perra nueva: Chai :-) Más info sobre este libro, en realidad trilogía, aquí.

La Reina Leona. Un cuento ilustrado basado en una historia real de una perra que conocí durante la pandemia en India y con quien formé un vínculo muy especial. Puedes conseguirlo aquí.

Diarios de viajes por Sudamérica y Norteamérica. Estos dos libros cuentan, a modo de diarios, mis primeros años como mochilero, incluyendo el encuentro con Cocaí en Bolivia y todas las aventuras vividas con ella. Hago especial énfasis en la conexión con la naturaleza y las personas que nos brindó el camino. Leer más aquí.

Únete a nuestra iniciativa y recibe novedades sobre viajes, perros y viajar con perro 😉

DSC_0239 pan.jpg
DSC_0390 pan (2)_edited.png

Somos Rober, Cocaí y Chai, tres amigos de tres naciones distintas que recorren el mundo en autostop. Desde el año 2013 hemos hecho tres grandes viajes: Sudamérica, Norteamérica y Asia. Nuestra próxima aventura es África. El objetivo principal de este blog es animar a otras personas (¡y perros!) a lanzarse también a conocer los bellos rincones y culturas que nuestro planeta atesora

LIBROS CASCADA2_edited.jpg

La trilogía más esperada desde el Señor de los Anillos

🙃

Trans-Labrador.jpg
El Pekín Express Canino, portada
La Reina Leona, portada
Queen Leona, cover book
Diario de Viajes por Sudamérica, portada
Diario de Viajes por Norteamérica, portada

El Pekín Express Canino

En marzo de 2019 mi perra Cocaí y yo salimos de Madrid con una mochila, una tienda de campaña y una misión entre ceja y ceja: llegar a China a dedo. Cuando andábamos en India hizo entrada en escena un "pequeño invitado" que puso el mundo patas arriba, incluido nuestro viaje. Tres años después volvimos a casa con un camino plagado de aprendizajes, aventuras, seres maravillosos... y una perra nueva: Chai :-) Más info sobre este libro, en realidad trilogía, abajo.

La Reina Leona

Un cuento ilustrado basado en una historia real de una perra que conocí durante la pandemia en India y con quien formé un vínculo muy especial. 

¡Disponible también en inglés!

Diarios de Viajes por Sudamérica y Norteamérica

Estos dos libros cuentan, a modo de diarios, mis primeros años como mochilero, incluyendo el encuentro con Cocaí en Bolivia y todas las aventuras vividas con ella. Hago especial énfasis en la conexión con la naturaleza y las personas que nos brindó el camino. 

bottom of page